El Ministerio de la Agricultura de Cuba (MINAG) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) firmaron este lunes el acuerdo que da inicio a la implementación de un nuevo proyecto de resiliencia climática en el país, con un monto de USD 119 millones.

El FVC aportará USD 38,2 millones y el gobierno cubano contribuirá con USD 81,7 millones en cofinanciamiento para este proyecto, el primero en la nación apoyado por el Fondo y el cuarto formulado de conjunto con la FAO en América Latina y el Caribe y aprobado por ese mecanismo financiero internacional.

Mediante el acuerdo, el MINAG y la FAO implementarán IRES en siete de los municipios más vulnerables a los efectos del cambio climático de las provincias de Matanzas (Los Arabos), Villa Clara (Quemados de Güines, Corralillo y Santo Domingo) y Las Tunas (Amancio, Colombia y Jobabo), con el objetivo de mejorar la seguridad alimentaria y nutricional e incrementar la resiliencia y estabilidad de los sistemas locales de producción de alimentos, el empleo y el acceso al agua.

Con una duración de siete años, se busca beneficiar a 240 000 personas y mitigar la emisión de alrededor de 2,7 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, trabajando con 52 000 agricultores familiares, de los cuales 25 000 son mujeres.

Por su parte, Marcelo Resende, Representante de la FAO en Cuba, reconoció que la firma del convenio, incluso en medio de la compleja situación de enfrentamiento a la COVID-19, evidencia la apuesta del país por impulsar las inversiones en el sector agrícola y por desarrollar sistemas alimentarios sostenibles y con alta capacidad de resiliencia ante eventos climáticos.

[ Total: 0 Average: 0]