La trayectoria del Banco Nacional de Cuba es una fuente valiosa de experiencia a tener en cuenta en el ámbito de la actividad bancaria, sobre todo, en las condiciones actuales, en que resulta necesario para el desarrollo del país; dar un impulso especial a la gestión de los créditos externos y la renegociación de la deuda.

El Banco Nacional de Cuba, con un colectivo de trabajadores calificados, caracterizados por su experiencia y profesionalidad; dotado con una infraestructura y dos Oficinas de Representación en el exterior y con un esfuerzo sostenido; ha logrado mantener el reconocimiento internacional, que le permite cumplir con el encargo que el Estado Cubano le ha conferido en la ejecución de operaciones de alta prioridad para la economía:

  • Obtener y otorgar créditos en moneda nacional y extranjera.
  • Emitir garantías bancarias previa evaluación de la gestión económica – financiera de la entidad solicitante.
  • Librar, aceptar, descontar, avalar y negociar letras de cambio, pagarés, cheques y otros documentos mercantiles negociables en moneda nacional y extranjera.
  • Mantener el registro, control, servicio y atención a la deuda externa que el Estado Cubano y el Banco Nacional de Cuba tienen contraída con acreedores extranjeros hasta la fecha de entrada en vigor del Decreto Ley No. 172 de 1997, del Banco Central de Cuba.

De este modo, esta institución se encuentra en capacidad de satisfacer las necesidades y expectativas, no tan solo del Estado, sino también la de cada uno de sus clientes y así cumplir con su Misión y  alcanzar su Visión.

Misión: Tramitar con efectividad las operaciones financieras vinculadas al comercio exterior. Gestionar financiamientos externos y coberturas de seguro de créditos a la exportación. Mantener el registro y control riguroso de la deuda externa del estado cubano y del Banco Nacional de Cuba, así como su servicio y atención mediante cesiones y transacciones que se deriven y requieran para su renegociación.

Visión: Ser actor imprescindible y confiable en el manejo de recursos monetarios y financieros en favor de la economía cubana.

Valores: El Banco Nacional de Cuba insiste en la formación y desarrollo de las cualidades que deben caracterizar a sus trabajadores y formar parte de su identidad, cultura e imagen, por tal motivo tiene como valores compartidos la  Honestidad, Profesionalidad, Responsabilidad, Discreción, Integridad, Eficiencia y el  Respeto.

El Capital Humano del Banco Nacional de Cuba constituye su activo más valioso, ya que juega un importante rol en el desempeño y desarrollo de los objetivos trazados para el año en curso. Al cierre del año 2017 la institución contaba con 157 trabajadores que realizan sus funciones de acuerdo a la estructura organizativa del banco. El 44.58 % de los trabajadores mantiene una permanencia en el banco por más de 5 años y el 36.30 % por de más de 20 años.

La Formación y Desarrollo del Capital Humano del Banco Nacional de Cuba en el año 2017 tuvo un comportamiento satisfactorio. De las 135 acciones de capacitación planificadas en este período se incluyen: diplomados, maestrías, cursos de postgrados, entre otros, graduándose 965 trabajadores. Destacamos además, los seminarios impartidos sobre la prevención y enfrentamiento al delito, entre otras actividades.

DIFERENTE POR HISTORIA Y TRADICIÓN

 1950-2020